Conocemos

Parroquia San Francisco Javier (Bilbao)

Berit Challenge – Antiguo Testamento

La Biblia no es un libro de historia ni de ciencias naturales, es la fe de un pueblo que se actualiza en nuestra propia historia.

El grupo ofrece, utilizando materiales del Challenge Internacional de La Rioja, iniciativa impulsada por la diócesis de Calahorra (La Calzada-Logroño), realizar un itinerario virtual por el Antiguo Testamento, que nos ayude a profundizar en el conocimiento de la Biblia y en nuestra fe.

Los temas a desarrollar en el curso 2022-2023 son los siguientes:

  1. Nínive (Mosul) y Tobías: NO VAMOS SOLOS
  2. Bagdad y el profeta Ezequiel: PALABRAS QUE NOS NARRAN
  3. Hillah (Babilonia) y Noé: CREADOS POR AMOR
  4. Nasiriya y Abraham: SAL DE TU TIERRA
  5. Alejandría y Jesús Ben Sira: HEREDEROS DE LA SABIDURIA DE NUESTROS MAYORES.
  6. El Cairo e Isaac, Jacob y José: YO SOY EL DIOS DE ABRAHAM, ISAAC Y JACOB
  7. Sinaí y el profeta Elías: ARRIBA Y ADENTRO
  8. Uz y Job: ACEPTANDO LO BUENO Y LO MALO

Curso 2022-2023

ETAPA 11.- LA MONARQUÍA. REY DAVID

Alianza Sinai

La época de los jueces, entre el año 1200-1000 a.d.c. fue un tiempo de caos, las doce tribus de Israel estaban asentadas en la Tierra Prometida sin un gobierno común. Tan pronto eran aliadas como enemigas y además estaban amenazadas continuamente por otros pueblos.

La importancia de la monarquía que se inició con Saul radicó en haber hecho prevalecer una realeza que respetaba los derechos de Yahvé sobre el pueblo.

Tras el fracaso del reinado de Saul, tal ideal se conseguirá bajo David. Su gran personalidad conciliará el aspecto religioso y el aspecto profano de la monarquía en Israel, y en su persona, el guía político no desatenderá los deberes del ungido de Yahvé, consiguiendo la unión política y religiosa de Israel, y trasladando el Arca de la Alianza a Jerusalén que sería la capital del reino.

Ese ideal ya no lo alcanzarían sus sucesores y David pasará a la historia como ideal del rey futuro, por quien Yahvé obrará la salvación de su pueblo, como ungido del Señor, como Mesías.

Tanto Samuel, como Saul y David, hicieron que Israel pasara de ser un grupo de tribus gobernadas por unos jueces a un reino unificado.

Imperio de David y Salomon

LOS LÍMITES DEL IMPERIO DE ISRAEL EN TIEMPOS DEL REY DAVID

SAMUEL

El tema central del Libro de Samuel es el advenimiento de la monarquía bajo su guía como juez y profeta.

El Eclesiástico traza así su perfil: “Amado del pueblo y favorito de su Creador, pedido desde el vientre materno, consagrado como profeta del Señor, Samuel, juez y sacerdote” (46, 13). Juez de tipo institucional que resuelve pleitos y casos, que no empuña espada ni bastón de mando. Profeta, por recibir y trasmitir la palabra de Dios.

Samuel se oponía al movimiento del pueblo que quería tener un rey “como el de todas las naciones”, aunque no estaba en contra de una monarquía que reconociera las prerrogativas de Yahvé, así que unge a Saúl como rey y dice a su pueblo: “si escucháis la voz de Yahvé y seguís sus órdenes, si vosotros y el rey que reina sobre vosotros, seguís a Yahvé vuestro Dios, estará bien. Sólo a Yahvé respetaréis y serviréis fielmente con todo vuestro corazón”.

Los reyes de Israel serán ungidos por un hombre de Dios (sacerdote o profeta). Este rito conferirá al rey un carácter sagrado y lo hará vasallo de Yahvé, “ungido” de Yahvé.

SAÚL

Samuel unge a Saúl como rey recordando que debe respetar al Señor y servirle incesantemente, porque el Señor es el Rey de Israel y también del rey que los gobierna. Pero Saúl no fue un buen rey y no supo aceptar sin reserva el plan de Dios.

Al final del capítulo 15 leemos que Samuel “…hizo duelo por él, porque el Señor se había arrepentido de haber hecho a Saúl rey de Israel”.

La importancia de la monarquía que se inició con Saul radicó en haber hecho prevalecer una realeza que respetaba los derechos de Yahvé sobre el pueblo.

DAVID

Vinieron todos los ancianos de las tribus de Israel a Hebrón donde se encontraba David, y allí hicieron un pacto en presencia de Yahvé, ungiendo a David como rey de Israel y así fue reconocido por todos los israelitas del Norte y del Sur.

David, a la edad de 30 años, será ungido como rey de Israel y reinará durante 40 años. Es para los israelitas el rey más grande. Recibe una nación deshecha y la convierte en un gran reino, recibe un reino dividido y establece una monarquía unificada. Más allá de sus fronteras somete a casi todos los pueblos de alrededor que le rinden vasallaje. Da a su reino una capital administrativa y religiosa, Jerusalén. Organiza un gobierno y un ejército y da origen a una monarquía estable. Es el beneficiario de una nueva elección y de una promesa que le transmite el profeta Natán, y por esta promesa David se carga de futuro, en su nombre Israel espera un futuro liberador y sobre este eje se desarrolla y crece la esperanza mesiánica.

Este David lleno de cualidades, profundamente religioso, pastor en sus inicios, músico, poeta, piadoso, guerrero, hombre de gran visión…es también un hombre pecador, violador y asesino que, arrepentido ante el reproche del profeta Natán, reconoce su pecado contra el Señor, que le perdona.

SALOMÓN

Será el que lleve a cabo el sueño de su padre, la construcción de un Templo en Jerusalén.  La época de Salomón fue floreciente y se construyó no sólo el templo sino grandes palacios en Jerusalén. Fue una época de grandes dispendios y de grandes impuestos.

A la muerte de Salomón se dividirá el Reino en dos: El reino del Norte o Israel con Jeroboan al frente y con capital en Samaría y el reino del Sur o Judá con Roboan como rey y con capital en Jerusalén.

Los reyes de Israel

 

SALMO 51

Piedad de mí, oh Dios, por tu bondad,

por tu inmensa ternura borra mi delito,

lávame a fondo de mi culpa,

purifícame de mi pecado.

Pues yo reconozco mi delito,

Mi pecado está siempre ante mí,

Contra ti, contra ti solo pequé,

Lo malo a tus ojos cometí.

Y tú amas la verdad en lo íntimo del ser,

En mi interior inculcas sabiduría.

Rocíame con hisopo hasta quedar limpio,

Lávame hasta blanquear más que la nieve.

Crea en mí, oh Dios, un corazón puro,

Renueva en mi interior un espíritu firme;

No me rechaces lejos de tu rostro,

No retires de mí tu santo espíritu.

Devuélveme el gozo de tu salvación,

Afiánzame con espíritu generoso;

Enseñaré a los rebeldes tus caminos

Y los pecadores volverán a ti.

SIGUIENTE  ETAPA :  6  DE MARZO  A LAS 18H

ETAPA 10.- MOAB: MUJERES CON SU NOMBRE

Hay tres mujeres que tienen su propio libro en el antiguo testamento: Rut, Ester y Judit. Estos libros no son una ficción ni tampoco una crónica, sino relatos sapienciales donde Dios, a través de los personajes, está invitándonos a comprender su forma de actuar en la historia.

Etapa 10

Resumen . Rut era una moabita que dejó su mundo, su tierra y sus dioses para abrazar al Dios de Israel. Se casó con un judío, hijo de Noemí, emigrantes en Moab, y este murió sin descendencia. Noemí, viuda y sin hijos decidió regresar a su tierra, Belén, y Rut la acompañó:” tu casa será mi casa, tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios”.

Las dos emprendieron el viaje a Belén, y Rut como extranjera. Allí trabajó la tierra para poder mantener a su suegra y a ella misma. Los campos eran de un familiar de Noemí que se casó con Rut. Tuvieron un hijo que sería el abuelo del Rey David.

Etapa 10

Es el más antiguo de los tres libros, de sólo cuatro páginas. Su intención principal es mostrar cómo resulta premiada la confianza que se pone en Dios, cuya misericordia se extiende hasta una extranjera. El relato, escrito en la época persa (400/500 a.d.C), sitúa la historia en el año 1100 (época de los jueces).

El hecho de que Ruth haya sido reconocida como la bisabuela del rey David ha dado un valor especial a este libro y San Mateo lo ha incluido en la genealogía de Cristo.

Etapa 10

Ester

Resumen. Este relato se sitúa en el imperio persa, con el rey Asuero y la reina Vastí en el s.V a.d.c. y comienza con un doble banquete: uno dado por el rey y otro por la reina y como consecuencia de un desencuentro entre ellos el rey Asuero destrona a la reina y nombra a Ester como su nueva reina.

Ester era judía, huérfana y educada por su tío Mardoqueo su padre adoptivo.

Amán, asesor del rey Asuero, por envidia y celos hacia Mardoqueo, planea su muerte y con ella también la de todo el pueblo judío. Y es en este momento cuando comienza el papel de Ester, su tío le pide que interceda ante el rey por su pueblo y por él; y así lo hace consiguiendo cambiar las suertes. Amán es ajusticiado en la horca que él mismo había preparado para Mardoqueo y el pueblo de Israel es salvado.

El libro de Esther parece estar construido sobre algunos personajes del antiguo testamento como por ejemplo el de José y el de Judit; tanto Ester como José van a ayudar desde el poder a salvar a su pueblo.

Y como en José, la providencia, Di

os, apenas se manifiesta expresamente; Dios no aparece en ningún momento, como si quisiera mostrar cómo El actúa en la historia a través de personas para salvar a su pueblo.

En el libro de Esther aprendemos a confiar en Dios, que no abandona nunca a su pueblo y a ser más conscientes de que nuestra vida es misión y de que Dios actúa a través de nosotros y de la Providencia:” es muy posible que hayas llegado a ser reina para una ocasión como esta”.

Etapa 10

Judit

Resumen. Nabucodonosor invade todos los territorios de oriente a occidente enviando a su general Holofernes a la conquista de todos los pueblos, pero había una ciudad judía, Betulia, que no se sometía al general, siendo asediada pero no conquistada.

Agior, asesor de Holofernes, le advierte que tenga cuidado con ese pueblo que habita en Betulia, porque tiene un Dios que siempre va con ellos. Holofernes, ofendido por sus palabras le expulsa hacia Betulia, donde le asegura que será exterminado junto con todos los judíos que allí habitan.

Por otra parte, los judíos de Betulia cansados, hambrientos y sedientos del asedio se dan unos días para rendirse y en ese momento surge Judit ( cap. 8 al 16 ), que interviene en nombre de Dios salvando a su pueblo.

Judit no entiende la postura de su pueblo, de poner límites a la providencia de Dios y con su plan y sus propios recursos, junto con su oración derrotará a Holofernes. Cortará su cabeza y se la entregará a su pueblo de Betulia. Todo el pueblo sale en defensa de la ciudad; sus habitantes son salvados y Agior se convierte al judaísmo.  

Etapa 10

El libro de Judit trata con mucha libertad la historia y la geografía, nombrando reyes en lugares y tiempos erróneos, personajes persas con costumbres griegas, y lugares como la ciudad de Betulia que no se ha podido localizar. Los autores no han querido escribir una obra histórica sido dar un mensaje al pueblo de Israel.

El libro de Judith nos enseña a afrontar las dificultades que nos superan o la fuerza del mal que es más grande que la nuestra, no rindiéndonos, sino desde la oración; confiando en Dios que no nos deja solos y actúa siempre con las mismas claves: partiendo de lo más pequeño y débil para salvarnos.

Etapa 10

SIGUIENTE  ETAPA : 7  DE FEBRERO A LAS 18H

ETAPA 9.- JOSUÉ Y LOS JUECES

Los libros a los que nos vamos a referir en esta etapa, por su contenido, forman parte de los que llama la Biblia libros históricos y, junto con los libros de Samuel y los libros de los Reyes vienen a ser una prolongación del Pentateuco.

HISTÓRICOS

JOSUÉ

JUECES

RUT

1 y 2  SAMUEL

1 y 2  REYES

1 y 2 CRÓNICAS

ESDRÁS

NEHEMÍAS

TOBÍAS

JUDIT

ESTER

1 y 2  MACABEOS

 

JOSUÉ

Al final del Deuteronomio, Josué es designado sucesor de Moisés. El libro de Josué comienza a raíz de la muerte de Moisés y narra el establecimiento del pueblo elegido en la Tierra Prometida. Cronológicamente se sitúa entre el 1250 y 1225 a.C. y no se puede afirmar al 100% su autenticidad histórica.

Se mantiene como histórico el papel de Josué en el establecimiento en Palestina Central, desde el paso del río Jordán hasta la asamblea de Siquem.

 El oasis de Jericó

Este libro no fue escrito por Josué mismo. Como lo ha admitido la tradición judía, emplea fuentes diversas. Presenta la conquista de toda la Tierra Prometida como una acción de conjunto, de todas las tribus bajo la dirección de Josué, de quien se destaca su prudencia, tesón y firmeza.

El establecimiento de las 12 tribus de Israel en Canaán, se realizó, en parte, mediante acciones de guerra y en parte mediante la infiltración pacífica y alianzas con los anteriores ocupantes del país. (La tribu de Leví no tiene un terreno propio, es la tribu sacerdotal y sí que lo tienen los hijos de José).

Estas luchas forjaron el alma nacional y prepararon el momento en que ante un peligro general se unirían todos contra el enemigo común bajo Samuel.

Su estructura: cap 1 y 2,  Preparación de la conquista; del 3 al 5 La penetración por el otro lado del rio Jordán; 6 y 7 Conquista de Jericó; 8 al 12 desde el Monte Ebal a la conquista total de la Tierra Prometida; 13 al 21 distribución de esa tierra; del 22 al 24, últimas disposiciones de Josué.

En el plano religioso, el libro de Josué transmite un gran mensaje de esperanza. Dios está siempre con nosotros. No hay nada en nuestras luchas de las que podamos temer, porque Dios lucha con nosotros.

Por su paralelismo con Jesús (instaura la primera Pascua palestina – Jesucristo es la Nueva Pascua, la verdadera Pascua; entra en la Tierra Prometida – el cielo; el paso del Jordán nos lleva al bautismo), Josué es imagen del Mesías que ha de venir.

“Ten ánimo y sé valiente, que yo, El Señor, estoy contigo.”
(Josué 1, 6-9)

Distribución de la tierra prometida

LOS JUECES

El relato de los jueces llena el período que discurrió entre la muerte de Josué y los comienzos del ministerio de Samuel, y ofrece un cuadro diferente.

El libro de los jueces esboza la sucesión de las apostasías (infidelidades) y conversiones a la gracia (arrepentimientos) del pueblo de Israel. Como idea de fondo aparece la fragilidad humana y la inagotable paciencia y providencia de Dios.

Los jueces son héroes libertadores que han recibido un carisma, han sido especialmente elegidos por Dios para una misión de salvación. Las historias se refieren a 6 grandes jueces (Otniel, Ehúd, Baraac y Débora, Gedeón, Jefté y Sansón).

La jueza Débora tiene la clarividencia de ver al pueblo amenazado, organiza la defensa y derrota al enemigo. Gedeón lidera al pueblo y con 300 hombres vence al atacante. Sansón, con su fuerza, vence.

Alerta y Asamblea en Siquem

El libro de los Jueces enseñaba a los israelitas que la opresión es un castigo a la impiedad o infidelidad a Dios y que la victoria es una consecuencia de la vuelta a Dios. Al igual que en nuestra vida, pecamos, nos arrepentimos y obtenemos la ayuda de Dios. No tenemos que tener miedo a caer, sino fuerza para levantarnos de nuevo, para buscar la santidad.

Elegid

ETAPA 8.- MOISÉS Y LA ALIANZA

Pentateuco

  • El corazón del antiguo testamento es el Éxodo. El Éxodo convierte a los hebreos en un pueblo con una vocación y un destino.
    Israel se hace nación por el acto de liberación de Egipto y es Dios quien obra, quien lidera por amor a su pueblo (Dt 26, 5-10) y hace una alianza con él.
    La huida al desierto y la Zarza ardiente marcan el comienzo del Éxodo.
  • El libro del Levítico es un conjunto de leyes morales y de culto que Moisés dictó para gobernar a su pueblo. El mensaje principal es la Santidad: “Sed santos para mi, porque Yo, el Señor, tu Dios, soy Santo y os he separado de los pueblos para que seáis míos. (Lv 20,26)
  • El libro de los Números relata las diversas etapas del camino por el desierto o hacia la tierra prometida, así como cálculos varios en los que se mide la importancia de las doce tribus de Israel.
  • El Deuteronomio, llamado también 2ª ley, relata de nuevo la Alianza y los preceptos que el pueblo debía observar para ser fiel a la mismo.

MOISÉSAlianza Sinaí

Los acontecimientos de Moisés y la Alianza datan del s.XIII a.c. Y, sin embargo, se escribieron en s.VI a.c, después del exilio de Babilonia.

Además, la Diáspora del pueblo de Israel hizo que muchos judíos no conocieran el idioma hebreo ni el arameo, teniendo que traducir la Biblia al griego, en los s.III y II a.c. Por ello, las narraciones están escritas desde fuentes de diferentes tradiciones que se han respetado.

Moisés es uno de los personajes más importantes de toda la historia en la salvación judeo-cristiana. El relato de Moisés tiene una marcada influencia egipcia. Más allá de su existencia historiográfica, Moisés es una pieza clave para los hebreos, para comprender la relación con Dios y también para comprender las raíces de la fe cristiana.

 Monte Sinaí

La memoria colectiva o la memoria social es la que usan los pueblos a la hora de crear su identidad, haciendo un recuerdo de los hechos e hitos históricos desde la situación que están viviendo.

Moisés fue el instrumento imperfecto que Dios utilizó para liberar a su pueblo. Lo importante, lo perfecto, es que la misericordia de Dios es la que viene a buscarnos.

Éxodo de los Israelitas

El Éxodo es el momento central de la historia de Israel. El israelita conoce a Dios como Salvador antes de como Creador, a diferencia del cristiano. Toda la historia de Israel queda marcada por el Éxodo: su maduración en la fe es un revivir y un reinterpretar este acontecimiento.

El Éxodo nos señala una actitud para con nuestra vida, cuando queremos salir de una situación que nos ata o nos esclaviza tenemos que poner todo de nuestra parte, luchar y vencer los miedos, pero contando siempre con Dios.

Monte Nebo

Arca de la alianza.

Aunque el pueblo abandonara a Dios, Dios jamás abandonaría a su pueblo. Dios siempre caminaría con ellos, en sus luchas y dificultades como hace hoy también con nosotros.

Así lo vivieron los hombres del antiguo testamento y así nos lo transmitieron; Dios quiso dejar a su pueblo un símbolo de su presencia, que recordara que Él está siempre con nosotros.

Hoy Dios camina también siempre con nosotros. Él está y estará aquí. Dejad pues, que Dios se haga presente en vuestra vida.

Escucha Israel: Yahveh nuestro Dios es el único Yahveh. Amarás a Yahveh tu Dios con todo tu corazón, con toda tú alma y con todas tus fuerzas. Que penetren en tu mente estas palabras que yo te dicto hoy. Se las repetirás a tus hijos, les hablarás de ellas tanto si estás en casa como si vas de viaje, así acostado como levantado; las atarás a tu mano como una señal, y serán como una insignia entre tus ojos; las escribirás en las jambas de tu casa y en tus puertas.  

ETAPA 7.- Alejandría. "HEREDEROS DE LA SABIDURÍA DE NUESTROS MAYORES" (2ª parte)

Alejandría

EL   CANTAR DE LOS CANTARES

Este libro es una colección de poemas que celebran el amor mutuo y fiel que sella el matrimonio. Proclama la legitimidad y celebra el valor del amor humano.

Son ocho capítulos de poesía de amor y aunque tienen una introducción y una conclusión, no tiene ningún diseño literario rígido.

El amor es una de las experiencias más trascendentes y misteriosas de la vida humana y, como parte de la tradición de la sabiduría de la Biblia, este libro dice que el amor es un regalo de Dios.

En el siglo I surgieron dudas sobre su canonicidad en los medios judíos y se resolvieron apelando a la tradición. La iglesia cristiana lo ha aceptado siempre como Escritura Sagrada.

No hay libro del Antiguo Testamento que haya recibido tantas y diferentes interpretaciones. Según la tradición judía se leía como una alegoría y cada personaje como un símbolo.

Para algunos de nuestros santos, como San Juan de la Cruz, ha constituido una fuente de inspiración para su obra “Cántico Espiritual”.

  

EL LIBRO DE LOS PROVERBIOS

Colección de cientos de proverbios (más de 500) sobre todos los aspectos de la vida. Es el más típico y antiguo de la literatura sapiencial de Israel.

C11 “Quién procura el bien alcanzará favor, a quien busca el mal le saldrá al encuentro”.

C13 “Anda con sabios y te harás sabio, quién se junta con necios se perjudica.

C16 “Más vale poco con justicia que muchos ingresos con injusticia“.

C16 “Propio del hombre es hacer planes, pero la última palabra es de Dios”

C16 “Encomienda al Señor tus obras, y tus proyectos tendrán éxito”.

El libro expone una teología práctica: Dios premia la verdad, la caridad, la pureza de corazón, la humildad y castiga los vicios opuestos.

La enseñanza de los proverbios está ya sin duda superada por la de Cristo, Sabiduría de Dios; algunas de sus máximas anuncian ya la moral del Evangelio (el Nuevo Testamento tiene 14 citas y más de 20 alusiones al libro de los Proverbios).

Proverbios nos recuerda que la Sabiduría es un don de Dios al que debemos responder responsablemente. Es una sabiduría que se trasmite en la familia, donde enseñamos modelos de vida a través del ejemplo y de las palabras condensadas en las sentencias de Proverbios.

Alejandría

Alejandría

La palabra hebrea cohelet significa “maestro o portavoz de la asamblea” y en griego  Eclesiastés, que es como se llama el libro en la Biblia católica. Es un escrito de sabiduría en el que el autor, anónimo, medita y ofrece sus reflexiones sobre el sentido de la vida y sobre la muerte.

Es un texto realista, para leer muy despacio, en el que se intuye un horizonte trascendente que da sentido a la vida humana.

Presenta la vanidad de las cosas humanas. Todo es vanidad: la ciencia, la riqueza, el amor y hasta la misma vida. Ya que no se puede controlar lo que sucede en la vida, al menos disfrutar de los modestos goces que puede ofrecer la existencia.

El problema de Cohelet coincide parcialmente con el de Job: ¿tienen aquí abajo su sanción el bien y el mal, existe la retribución?. La respuesta es negativa.

C8,14. “Un absurdo se da en la tierra. Hay honrados tratados según la conducta de los malvados, y malvados tratados según la conducta de los honrados…No hay otra cosa buena para el hombre bajo el sol, sino comer, beber y divertirse; eso le acompañará en sus fatigas los días de vida que Dios le conceda bajo el sol.”

La muerte le atormenta sin que vislumbre una solución. Pero afirma que Dios no tiene por qué rendir cuentas, que se han de aceptar de sus manos tanto las pruebas como las alegrías. La muerte para Cohelet es consecuencia de la condición humana y se vislumbra en el libro un atisbo a la inmortalidad del alma.

C3,20 .¿Quién sabe si el aliento de vida de los humanos puede ir hacia arriba? ¿y algún humano va por otro rumbo?

EL LIBRO DE JOB

El libro de Job constituye la obra maestra literaria del movimiento sapiencial en Israel. Es existencialista y valiente, se enfrenta con su propio misterio: el del “mal” y el misterio insondable de “Dios”. Es uno de los libros más densos, profundos e impactantes de toda la Biblia.

El libro explica la historia de Job y sus desgracias. Dios alaba la justicia y la bondad de Job, su fe y su piedad.

El cuerpo del libro despliega un intenso diálogo poético entre Job y sus amigos, que pasa por varias fases:

Job cuestiona la justicia de Dios y la mentalidad retributiva.

Sus amigos defienden la doctrina retributiva terrestre:” aquello que siembres cosecharás”, pero Job acusa a Dios de dos grandes males: el dolor (por qué Dios permite el dolor o el mal en el mundo) y la muerte (por qué nos tenemos que morir).

La justicia de Dios y la justicia humana.

Los amigos defienden la noción de la justicia como premio-castigo y recriminan a Job que intenta juzgar a Dios y que no es quién para enfrentarse a su Creador. Job tiene gritos de rebeldía y quiere pleitear con Dios y le acusa de que está siendo injusto con él, preguntándole de qué sirve llevar una vida justa. Cuestiona la moralidad y la religión.

Aparece después un personaje joven que recrimina a los amigos por sus discursos débiles y vacíos y a Job por su soberbia, que le impide escuchar a Dios.

Y finalmente, el Discurso de Dios. Dios interviene para revelar la trascendencia de su ser. Le hace ver a Job un panorama grandioso de la creación y del universo y Job termina con una nueva percepción de la realidad de Dios.

Su experiencia le ayuda a captar el misterio de Dios y se inclina ahora ante su omnipotencia. Sus preguntas sobre la justicia quedan sin respuesta, pero ha comprendido que Dios no tiene por qué rendir cuentas y que su sabiduría puede dar un sentido insospechado a realidades como el sufrimiento y la muerte.

Confía en el Señor y haz lo bueno,

Vive en la tierra y mantente fiel.

Ama al Señor con ternura y El cumplirá tus deseos más profundos

Pon tu vida en las manos del Señor;

Confía en Él y vendrá en tu ayuda….

ETAPA 6.- Alejandría. "HEREDEROS DE LA SABIDURÍA DE NUESTROS MAYORES"

LIBROS SAPIENCIALES: ANTIGUO TESTAMENTO

Alejandría

Con la excepción del libro del Eclesiástico y del de la Sabiduría (que son los más recientes de los libros sapienciales), los demás no abordan los grandes temas del Antiguo Testamento (la Ley, la Alianza, la Salvación). Son una profunda reflexión del hombre que, iluminado por la fe en Dios, trata de dar respuesta a todos los problemas de la vida humana: amor, dolor, muerte, gobierno… En ellos se desarrolla una relación personal con el Dios de la Alianza.

El gran protagonista en estos libros es el ser humano y enseñan cómo debe conducirse la persona en este mundo para alcanzar la Sabiduría y ser feliz, siendo la verdadera Sabiduría el temor de Dios (entendiendo este temor como la necesidad de tenerle siempre presente y en el centro de nuestras vidas y profesarle respeto, piedad y amor) y estando la raíz de toda Sabiduría en Dios.

El libro de Job reflexiona sobre el dolor, el sufrimiento extremo; el choque con la realidad del mal, del mal injusto. El Cantar de los Cantares canta al amor, el amor desbordante, el amor del éxtasis. Ambos libros ahondan en los dos extremos de la pasión humana.

El libro de los Proverbios contiene consejos llenos de sabiduría sobre la vida cotidiana, y también el Eclesiastés o Cohelet tiene dichos muy sabios sobre la vida.

El Eclesiástico expone las enseñanzas para vivir bien y con éxito. El Libro de la Sabiduría, al hablar de la Sabiduría la personifica y expone que ésta proviene del conocimiento de Dios y emana de Él.

EL LIBRO DE LOS SALMOS

Los salmos son oraciones poéticas o cantos con los que el pueblo de Israel expresaba a Dios sus sentimientos, ideas y peticiones. Al ser inspirados por Dios, los salmos nos enseñan a orar con la palabra de Dios y nos ayudan a comunicarle nuestro propio sentir. Su configuración actual puede remontarse al siglo IIII a. de C., aunque algunos eran muy anteriores.

Son 150 salmos, oraciones. Hay tres líneas fundamentales: himnos de alabanza a Dios, peticiones al Señor e himnos didácticos (salmo I), que esbozan un camino de sabiduría y plenitud hacia la dicha.

SALMO I (adelanto de las bienaventuranzas como culminación completa de un camino de dicha).

“Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos, ni entra por la senda de los pecadores, ni se sienta en la reunión de los malvados, sino que tiene por gozo la Ley del Señor y medita su ley día y noche… Será como un árbol plantado al borde de la acequia que da fruto en su sazón, no se marchitan sus hojas y cuanto emprende tiene buen fin…

En el juicio los impíos no se levantarán, ni los pecadores en la asamblea de los justos, porque el Señor conoce el camino de los justos, pero el camino de los impíos acaba mal”

EL LIBRO DE LA SABIDURÍA

Alejandría

Este libro es el más reciente de los libros del Antiguo Testamento (pudo ser escrito en el siglo I a. de C).

El autor no es filósofo ni teólogo. Es un sabio de Israel, que percibe un riesgo en su comunidad judía helenizada de Alejandría, de olvidar sus raíces como pueblo de la Alianza con Dios. Les exhorta a valorar la religión de sus padres.

Primera parte: expone el origen de la Sabiduría y los medios para adquirirla.

Parte central: ensalza la acción de la Sabiduría y de Dios en la historia del pueblo elegido.

Ultima parte: se plantean los peligros para el creyente (ateísmo, ignorar a Dios, negarle u olvidarse de Él, idolatría…)

Por su alta teología, parece un anticipo del Nuevo Testamento.

Cap 3: “la vida de los justos está en manos de Dios y ningún tormento les afectará…”.

Cap 5: “los justos viven para siempre, encuentran su recompensa en el Señor y el Altísimo cuida de ellos…”

JESÚS BEN SIRA Y EL ECLESIÁSTICO

PROPUESTA ORANTE

“Toda la sabiduría viene del Señor, y está con Él por siempre. Quién puede contar la arena de los mares, las gotas de lluvia y los días de eternidad?.

Antes de todo, fue creada la sabiduría, la inteligencia prudente desde la eternidad…

Se la concedió a todos los vivientes y se la regaló a quienes le aman”

 Sirácida 1, 1-4

Palestina cayó en el 198 a. de C. bajo la dominación de los Seleúcidas. Ben Sirá opone al intento de adopción de costumbres extranjeras y helenísticas, la fuerza de la tradición y se exilia en Egipto.

El autor une el amor de la Sabiduría al de la Ley del Señor, creando una Escuela de la Sabiduría en Alejandría.

El libro tiene 51 capítulos y entiende la Sabiduría como temor de Dios, no como miedo, sino como amor; necesidad de agarrarse a Él y tenerle siempre en el centro de nuestra vida.

Alejandría

SEPTIMA ETAPA: 7 DE  JUNIO A LAS 18H

ETAPA 5.- El Cairo. “YO SOY EL DIOS DE ABRAHAM, ISAAC Y JACOB”

Tierra de CanaanLuz

Esta historia es una historia de fe, en la que se nos propone un modelo de relación del creyente con Dios.

Tres patriarcas herederos de la Promesa del Antiguo Testamento: Isaac, Jacob y José. Ellos nos sirven para reconocer lo que Dios hace con nosotros y por medio de nosotros para llevarnos a la Tierra Prometida.

Estas tres figuras del Antiguo Testamento, representan la prefiguración del que vendrá, de lo que va a ser Cristo en el Nuevo Testamento: un Cristo, cordero inmolado, que el Padre nos ha ofrecido para decirnos que, a pesar de ser rechazado por nosotros, con su muerte nos salva y nos redime.

ISAAC

Tejar

El hijo, que es un don para Abraham, no es lo importante. Lo importante es el Dios que dona. No podemos quedarnos con el don, sino con el Dios, que es nuestro don más grande.

Isaac en su vida llevará para siempre este mensaje: la fe de sus padres en el Dios de la Promesa, en el que Isaac siempre vivió. Él hizo posible un paso más en la historia de la salvación, con la descendencia de su hijo Jacob.

JACOB

 “Una escala apoyada sobre la tierra, tenía la cima tocando el cielo y los ángeles de Dios subían y bajaban por ella.”

“Yo soy el Señor, el Dios del padre Abraham, el Dios de tu padre Isaac; voy a darte a ti y a tu descendencia esta tierra. Tu descendencia será como el polvo de tu tierra”.

Jacob

El Señor se vale de un hombre débil, pero listo, al que Dios hace llegar al convencimiento, al final de su vida de éxito, de que lo importante es lo recibido de Dios, poniéndolo todo a los pies de su hermano primogénito. En su lucha nocturna llega la conversión y cambia su nombre a “Israel”, que significa “Dios lucha”.

“En un momento dado Jacob se quedó solo.

Un hombre estuvo luchando con él hasta rayar el alba.

El hombre no podía con Jacob, pero le hirió en el muslo.”

“Ya no te llamarás Jacob, sino Israel”

¿Cómo elige Dios a este hombre como patriarca del pueblo de Israel? Dios actúa entre las debilidades del hombre, siempre por su bien. Jacob en su continua experiencia con Dios se irá convirtiendo y seguirá fielmente su relación con Dios. Jacob persevera en la oración, se arrepiente, perdona, busca la paz y lucha en lo que cree y siempre tiene a Dios luchando con él.

Jacob llega a ser el padre de las 12 tribus de Israel y con él avanza el plan divino de Dios. La alianza con Abraham e Isaac, continúa con Jacob.

 JOSÉ

Dios no se expresa en este relato visiblemente, ni hay nuevas revelaciones, pero todo él constituye una enseñanza.  A pesar de la traición de sus hermanos, cuando éstos van a buscarle, les acaba perdonando. Nos enseña lo importante que es donar lo que uno ha recibido.

La providencia se vale de acciones humanas y sabe transformar en bien sus malas intenciones. No sólo es salvado José, sino que, incluso el crimen de sus hermanos se convierte en instrumento del designio divino.

La llegada de los hijos de Jacob a Egipto prepara el nacimiento del pueblo elegido. Se trata de la misma perspectiva de salvación que atraviesa todo el Antiguo Testamento.

Encontramos también la experiencia de José en Cristo, al que los suyos rechazaron, no le recibieron; cuando estaba en el mundo, prefirieron las tinieblas a la luz. Y que, aun siendo al final crucificado, siempre perdona.

Jacob

Los relatos del Antiguo Testamento, son los ríos subterráneos por los que el Hijo de Dios va viniendo al mundo en la historia, para, en el Nuevo Testamento, nacer como surtidor de agua viva, encarnación viva de Dios hecho hombre, que nos revela lo que Dios ha preparado en un gran pueblo de creyentes.

SEXTA ETAPA : Alejandría: Herederos de la sabiduría de nuestros mayores.  10 DE MAYO A LAS 18h

ETAPA 4.- Nasiriyah y Abraham. “SAL DE TU TIERRA”

La historia narrada en el Pentateuco está totalmente impregnada de la experiencia de Dios. Es una historia de salvación, en la que se pueden distinguir seis etapas:

1.- historia de los orígenes (Génesis 1-11)

2.- historias patriarcales (Génesis 12-50)

3.- historia del Exodo (Ex 1-15)

4.- Sinaí (Ex 19-24)

5.- la marcha a través del desierto (Ex 16-18; Num 10-20)

6.- conquista de la tierra (Num 20-36)

LA HISTORIA DE LOS PATRIARCAS (Genesis: 12 AL 50) :

  •  ABRAHAM (Genesis: 12 al 25 )

  •  ISAAC (no tiene narración propia )

  •   JACOB  (Génesis :26-36 )

  •  JOSÉ (Génesis : 37-50 )

En Ur de los Caldeos llama Dios a Abraham para empezar una gran historia: LA HISTORIA DE LA SALVACIÓN. El Génesis no fue escrito los años en los que vivieron estos protagonistas. El año 500 a.C. se empiezan a reelaborar las escrituras sagradas. El Génesis aparece el primero en nuestras páginas, pero no significa que fue el primero que se escribió. Pero como narra el origen de la humanidad, aparece el primero.

El Génesis es un conjunto de narraciones y genealogías, ofreciéndonos una estructura que nos ayuda a entenderlo mejor:

  • Génesis del 1 al 11. Se narra la Creación, Adán y Eva, Caín y Abel, el Diluvio, La Torre de Babel …pequeñas historias de la infidelidad del ser humano para con Dios y el castigo si no se arrepiente. Era un modo de educar en la fe y en la moralidad a las nuevas generaciones.
  • Génesis del 12 al 50. Son las historias patriarcales: Abraham, Jacob, José (Egipto) y el Éxodo a la Tierra Prometida.

A tener en cuenta en el Génesis:

  • Dios es el Dios de la Promesa y de la bendición, no de la maldición y el castigo.
  • Es el Dios de la Alianza, el Dios que quiere vivir con nosotros. Es un Dios que se implica en la historia de salvación de su pueblo.
  • Solo cuando los hombres entendieron que era el Dios de la Alianza, y que esa alianza de Dios es para siempre y desde siempre, solo entonces creyeron que ese Dios no puede ser otro que el Creador de la humanidad.

ABRAHAM – Nuestro padre en la fe.

Mapa del viaje de Abraham

Esta historia es una historia de fe, en la que se nos propone un modelo de relación del creyente con Dios.

Cuando Abraham recibe la invitación a ponerse en marcha, es mayor.

Eso nos debe descubrir que el Señor irrumpe en nuestra vida cuando lo cree conveniente. Nuestra tarea es escuchar y saber corresponder a lo que Dios nos propone. El Señor nos va descubriendo los pasos a dar.

Abraham se fía del Señor y sale de sí mismo, de todo lo que le da seguridad, a la tierra que el Señor le promete.

Su relación con Dios se actualiza a lo largo de los capítulos del Génesis. Nuestras componendas humanas no son los planes de Dios. Dios va proponiendo un plan que se va interrumpiendo, se va mejorando. Abraham no entiende, pero confía en el Señor y en su plan. Sabe que Dios, con su corazón amoroso, va a sacar adelante su plan. Dios le premia una vez puesta a prueba su fe.

 

Abraham

“Juro por mi mismo, oráculo del Señor, que por haber hecho una cosa sí, y no haberme negado a tu hijo, a tu único hijo, te colmaré de bendiciones y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena de las playas; y tu descendencia se adueñará de las ciudades de sus enemigos. En tu descendencia serán bendecidos todos los pueblos de la tierra, porque has obedecido mi voz”.

 

La vida de Abraham es reflejo de nuestra vida. El Señor nos hace propuestas y con ellas, hace que constatemos y pongamos a prueba la firmeza de nuestra fe.

Nasiriyah es la ciudad más cercana al lugar bíblico que vio nacer a Abraham, el primer patriarca reconocido por la religión judía, musulmana y cristiana.

Abraham recibió la llamada de Dios para dejar su tierra hacia una tierra diferente, una tierra prometida, una tierra en la que florecerá una hermosa historia de salvación que llega hasta nuestros días.

Ziggurat Ur y Desierto Negueb

ZIGGURAT DE UR ( NASIRIYAH ) Y EL DESIERTO DEL NEGUEB

 

Nasiriyah no es sólo un lugar geográfico. Estar en Nasiriyah es comprender:

  • que sólo quien se atreve a salir de su zona de confort puede avanzar en la vida;

  • que sólo quien se pone a la escucha puede hallar una voz más grande y nítida que la de uno mismo;

  • que sólo tiene sentido una vida en continua peregrinación hacia nuevos horizontes;

  • QUE  SIEMPRE HAY UNA NUEVA TIERRA PROMETIDA.

 

QUINTA ETAPA : “El Cairo: Yo soy el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob” 8 DE MARZO A LAS 18H

ETAPA 3: Hillah y Noé. CREADOS POR AMOR

Mapa Mesopotamia

El pueblo judío, tras el exilio, reelaboró las Sagradas Escrituras, recogiendo su ley y tradiciones e incorporando, al amparo de su fe, parte de las experiencias vividas en Mesopotamia, por lo que encontramos algunas similitudes con poemas y relatos de esa cultura, que datan de los años 1900 a.d.C (Enuma Elish y la epopeya de Gilgamesh).

Pero debemos resaltar que la Biblia es original, porque está inspirada por Dios, y a través del Espíritu, se basa en la revelación hecha por Dios a determinados hombres, y en la intervención de Dios en determinados lugares y circunstancias de la evolución humana.

Pentateuco

El Génesis, primer libro del Pentateuco, escrito entre el 600/700 antes de Cristo, nos relata la creación por amor del hombre y los orígenes del mundo. Génesis significa “comienzo”. Este libro abarca el período que se extiende desde la creación hasta la estancia de los israelitas en Egipto.

En el libro de Génesis se puede percibir aún el eco de distintas voces. Son las voces de varias generaciones: una larga tradición oral, que más tarde fue fijada por escrito, dando como resultado el texto actual del libro. Pero lo que más interesa es captar el mensaje de fe y esperanza en Dios tal como lo vivió y experimentó el antiguo pueblo de Dios. Fe y esperanza en un Dios que modela al hombre a su imagen y semejanza. Un Dios fiel a sus promesas, cuyo plan de salvación abarca desde el principio hasta final de los tiempos.

El Génesis se divide en dos partes:

  1. Capítulos 1 al 11: la historia primitiva, cono pórtico previo a la historia de la salvación que toda la Biblia va a narrar. Relata la creación del universo y del hombre, la caída original y sus consecuencias y el diluvio.
  2. Capítulos 12 al 50: la historia patriarcal, Abraham, Isaac, Jacob…

Comentario sobre los dos relatos de la creación

Génesis Cap 1: El pueblo judío se encontraba a un paso de aceptar la religión babilónica (VI a.d.C.) y necesitaba algunos principios que le ayudasen a entender lo que estaba ocurriendo. Para aquellas gentes, el poema en la que se describe la creación es toda una catequesis en la que se resalta la idea de que Dios había creado todo con armonía y bondad, y no era responsable de la injusticia ni del mal en el mundo

 “Al principio creó Dios el cielo y la tierra. La tierra era soledad y caos y las tinieblas cubrían el abismo; y el espíritu de Dios aleteaba sobre las aguas. Dios dijo: “Haya luz”, y hubo luz.

Vio Dios que la luz era buena y la separó de las tinieblas y llamó a la luz día, y a las tinieblas noche. Hubo así tarde y mañana: día primero…”

Génesis Cap 2: El propósito del segundo relato es explicar el origen del hombre y de la mujer y tratar de establecer las raíces del mal en el mundo. La situación crítica que vivían en el siglo VI a.d.C., impulsa a los sabios a repensar el sentido de tanta violencia y a tomar conciencia de que también Israel había sometido y ejercido violencia contra otros pueblos y así comienzan a probar su tesis de que el origen de la fuente del mal no están Dios, sino en el mismo corazón humano.

 “Yahve Dios formó al hombre con polvo de la tierra, luego sopló en su nariz un aliento de vida, y el hombre tuvo aliento y vida. Yahve Dios plantó un jardín en un lugar del oriente llamado Edén, y colocó allí al hombre que había formado… El árbol de la vida estaba en el jardín, como también el árbol de la ciencia del bien y del mal …

Yahve Dios tomó al hombre y lo puso en el jardín del Edén para que lo cultivara y lo cuidara. Y Yahve Dios le dio al hombre un mandamiento; le dijo: “ puedes comer todo lo que quieras de los árboles del jardín, pero no comerás del árbol de la Ciencia del bien y del mal. El día que comas de él, ten la seguridad de que morirás.

Dijo Yahve Dios:”no es bueno que el hombre esté solo, voy a hacerle una auxiliar a su semejanza”.

NOÉ Y EL DILUVIO

Noé y el diluvio

Noé es uno de los grandes profetas; no sólo para la religión cristiana sino para todas las religiones monoteístas: judíos, musulmanes y cristianos, porque transmitió el mensaje de Dios a los hombres. En su mensaje hay dos ideas fundamentales:

1.- Dios nos ama y no se desentiende de nosotros.

2.-Dios quiere que los hombres nos convirtamos. Ante nuestra negativa, surge el pasaje del diluvio.

Después del diluvio se abre una nueva era. La bondad de Dios triunfa sobre la perversidad del hombre. La tierra se secó y Dios, a través de Noe, estableció una alianza con los hombres, el arco iris. Por tanto, hay un mensaje anterior de conversión y un mensaje posterior de alianza, que nos puede ayudar en nuestra vida.

“Noé  levantó un altar al Señor y, tomando de todos los animales puros y de todas las aves puras, ofreció holocaustos sobre el. El Sr. aspiró el perfume agradable, y se dijo: no maldeciré más la tierra por causa del hombre, porque los impulsos del corazón del hombre tienden al mal desde su adolescencia; jamás volveré a castigar a los seres vivientes como acabo de hacerlo.

Mientras dure la tierra, sementera y cosecha, frío y calor, verano e invierno, día y noche no cesarán más.” (Génesis 8, 20-22).

Etapa 2: Bagdad y el profeta Ezequiel. PALABRAS QUE NOS NARRAN

EL EXILIO DEL PUEBLO JUDIO

Exilio del pueblo judio

El judaísmo vivió una de sus mayores crisis a finales del siglo VI a de c, (590-530 a. de C) cuando el rey babilonio Nabucodonosor conquistó Jerusalén y deportó a Babilonia, a los hombres más cultos, inteligentes y poderosos de Israel.

Los judíos deportados en contacto con las tradiciones, canciones, poemas, mitos y pensamiento babilónico tuvieron que afrontar grandes cuestiones de sentido y de fe: ¿verdaderamente Yahvé nos ha abandonado? ¿somos su pueblo elegido? ¿somos criaturas suyas? ¿ese Dios de la Alianza es el Dios Creador?

Estos 50 años de exilio fueron decisivos para el pueblo judío y la configuración de su religión y de su identidad y para la ELABORACION DE LAS SAGRADAS ESCRITURAS.

Esquema Antiguo Testamento

EL ANTIGUO TESTAMENTO

En el Irak actual encontramos la antigua Babilonia. Y hoy tenemos Sagrada Escritura por lo que allí se vivió. Mucho de lo que tenemos en el Antiguo Testamento, en especial los 5 libros del Pentateuco (la Torá) están “elaborados” hacia el año 500 a. de C., cuando termina el exilio y los judíos regresan a Jerusalén.

Las antiguas escrituras y también las leyes (Deuteronomio, significa 2ª Ley), van a ser reelaboradas por este acontecimiento del exilio y de la vuelta a la nueva Jerusalén, introduciendo las leyendas y narraciones oídas en Mesopotamia, pero desde la óptica y la teología hebrea.

Nuestra Sagrada Escritura tiene conexiones con otras literaturas de Oriente Medio (por ej. la epopeya del rey Gilgamesh que va en busca de la inmortalidad, robada por una serpiente).

PROFETAS

En el lenguaje bíblico un profeta es el que habla en nombre de Dios, Comunica al pueblo el mensaje de Dios y habla e intercede por el pueblo ante Dios.

Los profetas que compartieron con el pueblo el exilio, los acompañaron en diferentes etapas y lugares. Jeremías, interpreta el exilio como castigo por las culpas prometidas. Ezequiel confirma que el Señor sigue siendo fiel a su pueblo y confirma la renovación de la alianza para infundir un corazón nuevo y un espíritu nuevo.

  • ANTES DEL EXILIO: siglo VIII a siglo VI a.de C., los profetas denuncian el pecado cometido por el pueblo.
  • DURANTE el EXILIO: s.VI a.de C., anuncian la esperanza y el consuelo.
  • DESPUES DEL EXILIO: fines del siglo VI hacia siglo III a. de C., los profetas hablan de la restauración material y espiritual del pueblo.

Profetas en relación al exilio

EL PROFETA EZEQUIEL

Ezequiel era sacerdote del templo y llega a Babilonia en la primera deportación judía. Sin templo, deja de ser sacerdote y pasa a ser profeta que denuncia el propio pecado del pueblo.

Llega la gran deportación y nuevos desterrados. Si los primeros tenían cierta esperanza de volver, con la 2º deportación, comprenden que nunca volverán. Ezequiel se da cuenta de que debe predicar la esperanza. Y hablará de que el pueblo volverá a la gran Tierra Prometida.

Ezequiel pasa de Sacerdote a Profeta que denuncia y después a Profeta de la esperanza, con la visión de la nueva Jerusalén.

El libro de Ezequiel se estructura en torno a 3 temas:

1.- El juicio a Israel (cap1-24) profecía contra Judá y Jerusalén, contiene reproches y amenazas contra los israelitas antes del asedio a Jerusalén.

“Porque esto dice el Señor Dios: Te he pagado con arreglo a lo que hiciste, al menospreciar el juramento hasta el punto de quebrantar la alianza. Pero yo me acordé de la alianza pactada contigo en los días de tu juventud y renovaré contigo una alianza eterna. Tú te acordarás de tu conducta y te avergonzarás de ella cuando recibas a tus hermanas mayores junto con las menores; yo te las daré como hijas, pero no en virtud de la alianza pactada contigo. Porque seré yo quien renueve mi alianza contigo y sabrás entonces que yo soy el Señor, para que te acuerdes y te avergüences y no te atrevas a abrir más la boca de sonrojo, cuando yo te haya perdonado todo lo que has hecho. Dice el Señor Dios.” ( Ezquiel 16, vs 59 al 63.)

Existen textos ya escritos de Ezequiel que se reelaboran con la nueva perspectiva, desde esa necesidad de esperanza, en que aparece Dios y restablece la alianza. Israel será salvada. Dios reestablece la alianza gratuitamente con nosotros y sólo entonces Jerusalén siente vergüenza. Solo cuando se vive la experiencia del amor y perdón de Dios absolutamente gratuito, es más fácil reconocer los propios fallos y renovar nuestra alianza con El.

2.- El juicio a las naciones (cap 25-32) profecía contra las naciones 

“Esto dice el Señor Dios: Cuando yo recoja a la casa de Israel de entre las naciones donde estaba dispersa, manifestaré en ellos mi santidad a los ojos de las gentes y habitarán la tierra que un día regalé a mi siervo Jacob. Residirán allí con seguridad, construirán plantarán viñas. Vivirán seguros, cuando yo haya ejecutado mis sentencias contra todas las gentes de los alrededores que los desprecian. Y sabrán que yo, el Señor, soy su Dios». (Ezequiel 28, vs 25-26)

3.-Las bendiciones futuras para Israel (cap 33-48) profecías de esperanza y salvación.

“Entonces el espíritu me levantó y me llevó al atrio interior. La gloria del Señor llenaba el templo. Oí una voz que me hablaba desde el templo, mientras aquel personaje permanecía en pie junto a mi. La voz me decía: “Hijo de hombre, éste es el lugar de mi trono y el lugar donde se posarán mis pies, donde yo habitaré en medio de los israelitas para siempre». (Ezequiel 43, vs 5-7)

Etapa 1: Nínive (Mosul) y Tobías. NO VAMOS SOLOS

Éxodo israelitas de Egipto

La Biblia no es un libro, es un conjunto de 73 libros inspirados por Dios. De los 73 libros, 46 son escritos del Antiguo Testamento y 27 libros corresponden al Nuevo Testamento.

La Biblia no es un libro de historia ni de ciencias naturales, es la fe de un pueblo que se actualiza en nuestra propia historia. De un pueblo rodeado de otros muchos pueblos, con sus diferencias, que no siempre aprendieron a vivir en libertad y paz, pero que fueron, cada uno, dejando una huella imborrable en el resto de ellos.

Primera etapa

Nínive (Mosul) y Tobías. NO VAMOS SOLOS

1.- Vídeo geográfico. Nínive:  lugar de destino de la primera deportación de los judíos del reino de Israel, el primer exilio asirio con la destrucción del reino de Israel en el año 722 antes de Cristo. Ciudad muy importante en la historia del Antiguo Oriente (siglos VIII y VII a. de C.; imperio asirio y babilónico)

2.- Mensaje Bíblico. Dios nos acompaña siempre. A lo largo de toda la Biblia, no sólo promete que acompañará al pueblo de Israel siempre, sino que también hoy, nos acompaña y guía cada uno de nosotros. Así lo atestiguan las escrituras hebreas a través del Pentateuco (Torá), los Profetas(Neviim) y otros escritos (Ketuvim).

3.- Personaje Bíblico. Tobías. Claro ejemplo del acompañamiento del Arcángel Rafael a Tobías, como espejo de acompañamiento de Dios a su pueblo. (Libro de Tobías).

Nos habla del sufrimiento y de la confianza en Dios y de cómo la fe evoluciona en el camino de la vida.

4.- Propuesta orante. Eclesiastés 3, 1ss

Hay un momento para todo y un tiempo para cada cosa bajo el cielo:

un tiempo para nacer y un tiempo para morir;

un tiempo para plantar y un tiempo para arrancar lo plantado;

un tiempo para matar y un tiempo para curar;

un tiempo para destruir y un tiempo para edificar;

un tiempo para llorar y un tiempo para reír;

un tiempo para lamentarse y un tiempo para bailar;

un tiempo para tirar piedras y un tiempo para recogerlas;

un tiempo para abrazar y un tiempo para abstenerse de abrazos;

un tiempo para buscar y un tiempo para perder;

un tiempo para guardar y un tiempo para tirar;

un tiempo para rasgar y un tiempo para coser;

un tiempo para callar y un tiempo para hablar;

un tiempo para amar y un tiempo para odiar;

un tiempo para la guerra y un tiempo para la paz.

 

Libro de los salmos (KETUVIM) -salmo  22

El Señor Es mi pastor, nada me falta: en verdes pastos me hace reposar, me conduce a fuentes tranquilas, allí reparo mis fuerzas;

me guía por cañadas seguras haciendo honor a su nombre;

aunque fuese por un valle tenebroso, ningún mal temería, pues Tú vienes conmigo, Tu vara y Tu cayado me sosiegan.

Me preparas una mesa ante mis enemigos, perfumas con ungüento mi cabeza y me llenas la copa a rebosar.

Lealtad y dicha me acompañan todos los días de mi vida;

habitaré en la casa del Señor por siempre jamás.

 

PROFETAS (NEVIIM) – Profeta Isaías cap 41

Y tú Israel siervo mío a quien elegí…desde lo más remoto te llamé y te dije siervo mío, eres tú, te he escogido y no te he rechazado, no temas que contigo estoy yo, no receles, que yo soy tu Dios; yo te he  robustecido y te he ayudado y te sujeto con mi diestra justiciera… porque yo, Yahveh, tu Dios, te tengo asido por la diestra. Soy yo quien te digo: “no temas, yo te ayudo y tu redentor es el Santo de Israel…..

 

DEUTERONOMIO (2ª LEY) LA TORA – Cap 31, 1-9

Moisés acabó diciendo estas palabras a todo Israel: … y Yahveh me ha dicho, tu no pasarás este Jordán, el Señor tu Dios será quien pase delante de ti, el destruirá ante ti esas naciones y las desalojará…, será Josué quien pase delante de ti.

Sed fuertes y valerosos, no temáis ni os asustéis ante ellos porque Yahveh, tu Dios, el que marcha contigo, no te dejará ni te abandonará.

Después Moisés llamó a Josué y le dijo en presencia de todo Israel: “sé fuerte y valeroso, tú entrarás con este pueblo en la tierra que Yahveh juró dar a sus padres y tú se la darás en posesión. Yahveh  marchará delante de ti, El estará contigo, no te dejará ni te abandonará, no temas ni te asustes…

 

Resumen del libro de Tobías

La historia de Tobías comienza con Tobit, padre de Tobías y hombre bueno, justo y generoso. Tobit fue deportado junto con otros compatriotas al país de Asiria a su capital, Nínive.

En su deportación y como era fiel a Dios, éste le concedió favor ante el rey asirio y llegó ser administrador de todos sus bienes y negocios hasta su muerte. Entonces Tobit depositó en Ragesh de Media, en casa de Navael, unos sacos de plata por valor de diez talentos. AL morir el rey, su sucesor le expulsa y le persigue para matarlo.

Pasado el tiempo, su hijo Tobías, acompañado por el arcángel Rafael es enviado por su padre a recuperar sus ahorros. En el camino el arcángel Rafael le aconseja y le protege y Tobías deposita totalmente su confianza en él. Esta confianza y este acompañamiento cambian su vida.

Ninive